Proyecto Safe City en Maipú

poste

Cualquier gobierno local y sus autoridades se enfrentan al constante problema de la inseguridad de sus habitantes y la comuna de Maipú no es la excepción.

Con el objeto de ayudar a que las ciudades puedan enfrentar los nuevos desafíos en seguridad y prevención, se ha desarrollado la solución Safe City, que provee una gama de sistemas de alta tecnología que ayuda, entre otras cosas, a mejorar el tiempo de respuesta ante posibles contingencias.

Cabe destacar que el sistema Safe City ha sido implementado exitosamente en ciudades de Asia, Europa y Norteamérica, con resultados que muestran una reducción del 45% de los actos delictuales, un 50% del tiempo de gestión de emergencias y un aumento del 40% en la eficiencia para la solución de incidentes.

Objetivos de seguridad en Maipú

La Municipalidad de Maipú ha considerado de suma importancia atacar el tema de la delincuencia y hacer sentir a la ciudadanía más segura. Es por eso que está trabajando contra la delincuencia, tarea difícil pero no imposible en estos tiempos.

Entre los principales objetivos de seguridad, podemos nombrar crear una cercanía con el ciudadano y cualquier persona que se encuentre disfrutando de los espacios públicos. Esta cercanía genera una respuesta más rápida en caso de cualquier tipo de acto delictual.

Por otro lado, la municipalidad busca innovar y ser pioneros en nuevas tecnologías de seguridad, manteniendo siempre la mejora continua de los servicios para la ciudadanía.

¿Cómo alcanzar estos objetivos?

Para lograr lo antes descrito, la Municipalidad de Maipú acudió a Ingesmart para desarrollar e implementar un proyecto piloto de Safe City en tres puntos estratégicos de la comuna, el cual incluye cámaras con detección facial, wi-fi para el público general e iluminación, entre otras tecnologías.

Además, ha dispuesto la creación de una central de control donde se harán converger todos los sistemas y servicios, utilizando tecnología de punta en sistemas de seguridad, lo que permitirá interconectar los sistemas de vigilancia y seguridad al servicio de la comunidad y centralizar la transmisión de la información, permitiendo que la atención al ciudadano en cualquier caso delictual sea más rápida y efectiva.

Además, la municipalidad espera que la recepción y la interacción de la comunidad con estas nuevas tecnologías sea positiva, ya que la intención es ampliar este proyecto a todos los sectores de la comuna y seguir avanzando en el desarrollo del concepto de Smart City.

Algunos beneficios importantes obtenidos de este proyecto, además de cumplir con el objetivo principal de seguridad al lograr una respuesta más rápida ante actos delictuales, son los siguientes:

  • Actividades de prevención criminal.
  • Disminución de las tasas de estas actividades.
  • Mejora de la protección a personas y propiedades.
  • Progresos en la percepción ciudadana de seguridad.
  • Apreciación positiva por parte de los turistas.
  • Aumento del turismo.
  • Mayor actividad económica, entre otros.

La Municipalidad de Maipú requirió de una empresa con capacidades tecnológicas para ofrecer el servicio de desarrollo e implementación del proyecto piloto antes descrito y, luego de investigar el mercado, concluyó que Ingesmart era la empresa indicada, ya que somos pioneros en el tipo de tecnología requerida y, además, contamos con antecedentes de éxito en la implementación de otros propósitos similares, como el proyecto Safe City de la Municipalidad de Vitacura.

La experiencia y el conocimiento de nuestros profesionales y técnicos, así como su buena disposición para brindar el mejor servicio, así como también los proveedores de estas tecnologías con los que estamos asociados, nos convierten en la mejor opción para este tipo de proyectos.

Si Ud. busca soluciones de Safe City, contáctenos aquí y un ejecutivo especializado responderá todas sus dudas.

Cabe destacar que el sistema Safe City ha sido implementado exitosamente en ciudades de Asia, Europa y Norteamérica, con resultados que muestran una reducción del 45% de los actos delictuales, un 50% del tiempo de gestión de emergencias y un aumento del 40% en la eficiencia para la solución de incidentes.